ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

13/1/13

Ser cristiano implica renacer por la gracia de lo alto, de Dios


Jesús es el hombre nuevo que quiere vivir como hijo de Dios, es decir en el amor; el hombre que, de cara al mal en el mundo, elige el camino de la humildad y de la responsabilidad, decide no salvarse a sí mismo, sino dar la vida por la verdad y la justicia.  Ser cristiano es vivir así, pero este tipo de vida implica un renacer: renacer de lo alto, de Dios, por la gracia...
En este momento me gustaría ... sobre todo animar a todos a hacer memoria del propio Bautismo, de aquel renacimiento espiritual que nos ha abierto el camino a la vida eterna.
Ojalá que cada cristiano, en este Año de la fe; descubra la belleza de haber renacido de lo alto, del amor de Dios, y vivir como su verdadero hijo.
 



1 comentario:

Sacramento Rosales dijo...

Pues sí, es realmente decidirse al cambio de verdad.
Un abrazo.