ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

30/12/11

ORACIÓN POR LA FAMILIA de la Beata Madre Teresa de Calcuta


Padre nuestro que estás en el cielo, tú nos has dado un modelo de vida en la Sagrada Familia de Nazaret.
Ayúdanos, Padre amantísimo, a hacer de nuestra familia un nuevo Nazaret donde reine  el amor, la paz y la alegría.
Que sea profundamente contemplativa, intensamente eucarística y vibrante de gozo. Ayúdanos a permanecer unidos en los gozos y en las penas gracias a la oración familiar.
Enséñanos a reconocer a Jesús  en cada miembro de nuestra familia particularmente cuando sufre y está herida.
Que el corazón de eucarístico de Jesús  haga nuestros corazones suaves y humildes semejantes al  suyo.
Ayúdanos a cumplir santamente nuestra vocación  familiar.
 Que nos podamos amar  los  unos a los otros como Dios nos ama a cada uno cada día  más y nos perdonemos mutuamente nuestras faltas así como Tú perdonas nuestros pecados.
Ayúdanos, Padre amantísimo, a acoger  todo lo que nos das con una amplia sonrisa.
Corazón inmaculado  de María, causa de nuestra alegría, ora por nosotros.
Santos Ángeles de la Guarda permaneced  junto a nosotros, guiadnos y protegednos. Amén

27/12/11

“Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad”.


"Encuentras hombres
que protestan por los tiempos actuales y
dicen que fueron mejores
los de nuestros antepasados;
pero esos mismos,
si se les pudiera situar
en los tiempos que añoran, también
entonces protestarían.
En realidad juzgas que
esos tiempos pasados
son buenos porque son
los tuyos.....
Tenemos más motivos para
alegrarnos de vivir en este tiempo
que para quejarnos
de él
" (San Agustín).

25/12/11

«Ha aparecido la bondad de Dios y su amor al hombre» (Tt 3,4)


"Si queremos encontrar al Dios que ha aparecido como niño, hemos de apearnos del caballo de nuestra razón «ilustrada». Debemos deponer nuestras falsas certezas, nuestra soberbia intelectual, que nos impide percibir la proximidad de Dios". (Benedicto XVI, Misa del Gallo 24/12/11)

24/12/11

FELIZ NAVIDAD


"En Navidad encontramos la ternura y el amor de Dios que se inclina sobre nuestros límites, sobre nuestras debilidades, sobre nuestros pecados y se abaja hasta nosotros. […] Miremos a la gruta de Belén: Dios se abaja hasta ser acostado en un pesebre, que es ya el preludio del abajamiento en la hora de su pasión. El culmen de la historia del amor entre Dios y el hombre pasa a través del pesebre de Belén y el sepulcro de Jerusalén. […] contemplemos y vivamos este Misterio en la celebración de la Eucaristía, centro de la Santa Navidad; allí se hace presente Jesús de modo real, verdadero Pan bajado del cielo, verdadero Cordero sacrificado por nuestra salvación"     Benedicto XVI, 21 de diciembre de 2011.

20/12/11

La historia de la Navidad

Una oración a la Virgen desde México:



Dulce Madre, no te alejes,
tu vista de mi no apartes.
Ven conmigo a todas partes
y nunca solo me dejes.
Ya que me proteges tanto
como verdadera Madre,
Haz que me bendiga el Padre,
el Hijo y el Espíritu Santo.
Amen

Ya nada me asombra

Una canción que quiere dar la vuelta al mundo y a buen seguro que la dará...
"Nunca dudes de que un pequeño número de ciudadanos considerados puedan cambiar el mundo. Verdaderamente, eso es lo único que lo ha logrado". (Margaret Mead)

16/12/11

El alma enferma de Occidente


Benedicto XVI recibe, el pasado lunes,
a Lord Jonathan Sacks


La crisis económica que mantiene postrada a Europa es, en origen, una crisis de fe... Lo ha explicado, en la Pontificia Universidad Gregoriana, el Rabino Jefe del Reino Unido y de la Commonwealth, Lord Sacks, tras su visita a Roma para encontrarse con el Papa. Éste es un fragmento de su conferencia ¿Ha perdido Europa su alma?:

En su libro Civilisation, Niall Ferguson cuenta que, a la Academia de Ciencias Sociales China, se le encomendó averiguar cómo Occidente, tras estar detrás de China durante siglos, alcanzó una preeminencia mundial. Al principio -le dijo un académico-, pensamos que era porque teníais armas más potentes. Después concluimos que se debía a que teníais el mejor sistema político. Entonces nos dimos cuenta de que era vuestro sistema económico. «Pero en los últimos 20 años, nos hemos dado cuenta de que el corazón de vuestra cultura es vuestra religión: el cristianismo. Por eso Occidente ha sido tan poderoso. No tenemos dudas».
Tampoco puede ser coincidencia que los judíos, menos de un quinto del 1% de la población mundial, hayan ganado más de un 30% de los Premios Nobel de Economía. Las finanzas de Europa estarían mucho mejor si la gente conociera su Biblia... En ella, encontramos el profundo respeto a la dignidad del ser humano, creado a imagen de Dios. En segundo lugar, está el respeto a los derechos de propiedad, contra la idea prevalente en la antigüedad de que los dirigentes podían disponer de la propiedad de la tribu o de la nación. Y tenemos el respeto bíblico al trabajo. Trabajar 6 días y descansar uno significa servir a Dios tanto en el trabajo como en el descanso. Del mismo modo, esta ética enseñaba los límites del capitalismo. Puede que sea el mejor modo que conocemos para generar riqueza, pero no es un sistema perfecto para distribuirla. Algunos son condenados a la pobreza. Y la pobreza es humillante. La Biblia rechaza verla como una inexorable ley de la naturaleza, en la que, en palabras de Tucídides, «el fuerte hace lo que puede, y el débil sufre lo que debe». Ésa es la ética de la antigua Grecia, no la del antiguo Israel. Y así encontramos en la Biblia una estructura completa de legislación social.
Hoy, el mercado se ha convertido en un sustituto de la moral: si puedes comprar algo, entonces tienes derecho a ello, te lo mereces. Cada vez nos cuesta más entender que haya cosas que queramos hacer, podamos permitirnos y no estén prohibidas, que sin embargo no deberíamos hacer.
El capitalismo tuvo raíces religiosas, porque las personas podían creer en otras personas, sintiendo que respondían ante Dios. La ruptura de la confianza causó nuestra crisis bancaria. Pensamos que el mercado es un santuario del materialismo, olvidando que sus claves son espirituales. Crédito viene de Credo: Yo creo. Con-fianza procede de fe compartida... La buena conducta no dependía sólo de Gobiernos, leyes, órganos supervisores..., sino de la suave voz de Dios, inscrita en el corazón humano.
Judíos y cristianos dedicaban inmensas energías a enseñar a los jóvenes las vías de la bondad y la rectitud, a ser responsables. Ahora hemos convertido a nuestros niños en mini consumidores, dándoles teléfonos móviles en lugar de nuestro tiempo. El resultado, en Gran Bretaña, es una generación de niños más infelices y propensos a la depresión, al abuso de alcohol... La sociedad de consumo resulta ser muy eficiente en la creación y distribución de infelicidad. Mi padre llegó al Reino Unido huyendo de la persecución en Polonia y había conocido la pobreza. Pero, al igual que sus contemporáneos, tenía una rica vida espiritual, cultural y comunitaria. Disfrutaba de la música clásica y la pintura. Amaba la sinagoga; tenía fuertes lazos familiares...
¿Qué podemos hacer ahora? Hay una expresión significativa que Benedicto XVI ha utilizado con frecuencia: minorías creativas. Si hay algo que los judíos saben ser es minoría creativa. Así que mi propuesta es que judíos y católicos busquen serlo juntos. Deberíamos promover la fuente de energía más desatendida en la sociedad consumista: el altruismo. Deberíamos reclutar a líderes empresariales que nos ayuden a enseñar que los mercados necesitan moral; aprovechar este momento de recesión para restaurar el orden justo de las cosas que tienen valor pero no precio: el matrimonio, la familia, el hogar, la amistad que construye comunidad, el sentido de gratuidad y de acción de gracias... Éstas son las auténticas fuentes duraderas de la felicidad.
Jonathan Sacks

14/12/11

Decálogo de la Sencillez

Con objeto de invitar a la reflexión acerca de lo que significa “vivir la sencillez”, la campaña institucional 2011-12 de Cáritas propone  un cambio de nuestros estilos de vida basado en el Decálogo de la Sencillez:
Image

1. Vivir la sencillez es no necesitar tener muchas cosas para ser feliz, no cayendo en el consumismo ni en las modas que nos obligan a comprar lo nuevo, lo último.
2. Vivir la sencillez es tener más alegría al dar, o al compartir, que al recibir, porque has descubierto el poder misterioso que tiene la palabra gratuidad.
3. Vivir la sencillez es vaciar el corazón de todas las cosas innecesarias que lo ocupan, y llenarlo del tesoro de la amistad, de la cercanía y del encuentro humano con los demás y con Dios.
4. Vivir la sencillez es creer que tu valía y dignidad está en lo que eres como persona y no en lo que tienes oposición social que ocupas.
5. Vivir la sencillez es solidarizarte con tantas hermanas y hermanos de tu familia humana que viven injustamente en la pobreza y necesidad, y te movilizas e implicas porque no quieres vivir mejor que ellos.
6. Vivir la sencillez es poner tu confianza y seguridad no en el dinero o posesiones, sino en tus bienes espirituales, en tus convicciones y creencias, en tu Fe, en tus capacidades, en tu fuerza interior y en la de aquellos que te aman y aprecian.
7. Vivir la sencillez es trabajar para vivir y no vivir para trabajar.
8. Vivir la sencillez es disfrutar de los innumerables regalos que la vida, que la naturaleza te ofrece constantemente cada día, y que pasan desapercibidos para la mayoría de gente.
9. Vivir la sencillez es respetar y cuidar de la naturaleza con tu forma de vivir, reciclando, reutilizando, reduciendo el consumo innecesario.
10. Vivir la sencillez es utilizar tu dinero para que tú y tu familia podáis vivir con dignidad, y para que los demás también puedan vivir con dignidad si lo inviertes en banca ética y si te habitúas a exigir productos que provengan del comercio justo y del comercio local.

12/12/11

VIRGEN DE GUADALUPE

"Si se levantan las tempestades de tus pasiones, mira a la Estrella, invoca a María.
Si la sensualidad de tus sentidos quiere hundir la barca de tu espíritu, levanta los ojos de la fe, mira a la Estrella invoca a María.
Si el recuerdo de tus muchos pecados quiere lanzarte al abismo de la desesperación, lánzale una mirada a la Estrella del cielo y rézale a la Madre de Dios.
Siguiéndola, no te perderás en el camino. Invocándola no te desesperarás. Y guiado por Ella llegarás seguramente al Puerto Celestial”.
(San Bernardo de Claraval)

9/12/11

¡ENAMÓRATE!


Nada puede importar más que encontrar a Dios,  
Es decir, enamorarme de Él de una forma definitiva y absoluta. 
Aquello de lo que te enamoras atrapa tu imaginación y acaba por ir dejando huella en todo. 
Será lo que decida qué es lo que te saca de la cama en la mañana, 
qué haces con tus atardeceres, en qué empleas tus fines de semana, lo que lees, lo que conoces,
lo que rompe tu corazón y lo que te sobrecoge de alegría y gratitud. 
¡Enamórate! ¡Permanece enamorado! 
Todo será de otra manera. 
(P.Arrupe)