ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

20/12/11

Una oración a la Virgen desde México:



Dulce Madre, no te alejes,
tu vista de mi no apartes.
Ven conmigo a todas partes
y nunca solo me dejes.
Ya que me proteges tanto
como verdadera Madre,
Haz que me bendiga el Padre,
el Hijo y el Espíritu Santo.
Amen

2 comentarios:

NIP dijo...

Buenos días Juanlu. Una gran nación mariana que sufrió la peste de la masonería muchos años.Un abrazo.

Capuchino de Silos dijo...

Madre mía, nunca me dejes sola.