ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

25/9/09

La Palabra de Dios ilumina nuestra realidad

Contemplando la situación social que tenemos a nuestro alrededor se impone con más fuerzas uno de los valores que emanan del Evangelio de Jesús: el compartir. Hacerse solidario con el que nos necesite, hacernos próximo del otro que pide nuestra ayuda. Este gesto solidario de compartir no es abstracto; tenemos que ponerles nombres y apellidos. Ayudar a las instituciones que les ayudan, pero ayudar también personalmente a quienes conozcamos. Eso es ser cristiano. y eso es lo que se está imponiendo en el momento actual. No podemos esperar que todo lo arregle la macroeconomía, el G20 o como se llame esa reunión con el nuevo “mesías” en EEUU.

Ahora te invito a que leas la segunda lectura de la misa del próximo domingo de la carta del apóstol Santiago 5,1-6:

“Ahora, vosotros, los ricos, llorad y lamentaos por las desgracias que os han tocado.
Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será un testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego.
¡Habéis amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final!
El jornal defraudado a los obreros que han cosechado vuestros campos está clamando contra vosotros; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos.
Habéis vivido en este mundo con lujo y entregados al placer. Os habéis cebado para el día de la matanza”.
Totalmente actual ¿verdad? La Palabra de Dios nos interpela con un mensaje exigente para todos. Atesoremos para Dios, compartiendo lo que tenemos con nuestros hermanos, e evitemos la ambición si queremos alcanzar el Reino.
De la foto de las niñas de Zapatero mejor no hablar. La hipocresía es mucha, mañana el consejo de ministro no solamente nos subirán los impuestos, también aprobaran la ley del aborto donde las niñas de 16 años pueden abortar sin permiso de sus padres si quieren hacerlo.
Nota aclaratoria para los no progres: Obama es el nuevo “mesías” de nuestro presidente. Amén.

Oración

Espíritu Santo, a quien busca con sencillez permites que descubra un reflejo de Dios vivo en los humildes acontecimientos cotidianos. Así, depositas en nuestro corazón el deseo de tu presencia.
TAIZE

21/9/09

GRACIAS ANTONIO RIOJA:

Aqui os dejo un articulo sobre un Cura obrero de Huelva publicado por mi hermano y amigo Rafa:

Como no podía ser de otra manera, la Misa de Difuntos por Antonio Rioja Bolaños en Almonaster la Real estuvo presidida por los dos Obispos de la Diócesis de Huelva. Un nutrido número de curas concelebraban haciendo visible, junto con la Asamblea allí presente, la comunión de los santos. Antonio recibió su ordenación del primer Obispo de Huelva, Pedro Cantero Cuadrado, allá por el año 1963 y el pasado 3 de septiembre nuestros dos Obispos rezaban con y por Antonio celebrando el paso de su muerte a la Vida. Porque los Obispos (para algunas personas son purpurados retrógrados que están siempre dando por saco y que deberían de meterse en sus asuntos en vez de hablar del aborto, la eutanasia, las parejas, la moral…) son los sucesores de los Apóstoles que hacen vivo el mensaje de Cristo en cualquier lugar del mundo y custodian en comunión con el Obispo de Roma el Credo Apostólico.

El lugar del mundo donde a Antonio le tocó hacer carne en su vida su continua profesión de fe es la milenaria Cuenca Minera de Riotinto donde fue inigualable transmisor de la Luz que no se apaga, de la Fuente que salta hasta la Vida Eterna y de los frutos y carismas que otorga el Espíritu Santo. Porque Antonio, igual que nuestro Apóstol y Patrón Natanael, estaba atareado en sus quehaceres y Jesucristo en su pasar diario por la Sierra de Huelva le dijo:”Cuando estabas debajo de la higuera, te ví…” y Antonio no pudo escapar del designio preparado por Dios para él y pronunció, al igual que María, un SÍ que le llevó a combatir el buen combate de la fe preparándose y estudiando Teología en los Seminarios de Sanlúcar de Barrameda, Sevilla y en la Universidad Pontificia de Comillas hasta ordenarse presbítero el año antes citado. El cura obrero compaginó el ser elegido por Dios con los trabajos obreros en El Campillo, Nerva y Berrocal.

Porque en aquellos tiempos pre y post-clandestinos la Acción Católica y el Movimiento Obrero corrían de la mano juntos (HOAC, JOC, SAFA…). Bastaba ir a los salones del Asilo y a la casa de los curas de Cardenal Monescillo nº 2 para encontrarse entrando a -o saliendo de- la casa de Antonio a sindicalistas verdaderos que nunca se metieron a empresarios. Los recuerdos de entonces salen de la memoria con músicas de Paco Ibáñez, Víctor Jara, Raimon, Labordeta, Brotes de Olivo, Jarcha… y con olor a cliché, a multicopista que no paraba y a tinta de centenares de pasquines recién impresos.

Años más tarde, en 1980, un grupo de jóvenes de la Cuenca Minera fuimos con los Padres Maristas (Ismael, Rafael, Valentín, Agapito, Plaza…) -en un microbús de Santiago Perea- a Taizè. Al volver, contando nuestras experiencias en los grupos parroquiales, Antonio nos refirió desde su humildad que él conocía a Robert Giscard uno de los Hermanos fundadores del movimiento ecuménico de Taizè (también era primo de Valèry Giscard d´Estaing). Antonio Rioja era un hombre de oración metido en el mundo pero sin ser del mundo y haciendo gala del lema “Ora et labora” un enorme trabajador que con la paciencia referida por Santa Teresa en el Himno: “Nada te turbe,/nada te espante,/todo se pasa,/Dios no se muda;/la paciencia/todo lo alcanza;/quien a Dios tiene/nada le falta:/sólo Dios basta.” fue colocando uno por uno los adoquines de mi calle para que por si hace falta y como dijo Jesús: “Os digo que si éstos se callan gritarán las piedras”.

También Antonio resistió a la persecución política perdiendo, como candidato en las municipales de 1991, por 11 a 2 ante la apisonadora socialista local y autonómica que ya se las gastaba en la campaña electoral con aquélla vergonzosa y vergonzante pintada-mural con dibujitos…”Nerva con Rioja más cerca del cielo”. Ya no es necesaria tanta prepotencia pues cuando se tiene la certeza de creer en la resurrección de la carne y en la vida eterna, los Ángeles salen a tu encuentro para llevarte al seno de Abraham haciendo realidad el salmo “Vale más un día en tus atrios y pisar el umbral de la Casa de mi Dios que habitar en la tienda del malvado”.

Como mis padres comenzaron a tener achaques, también me crucé repetidas veces con Antonio, vestido con pijama celeste, por el pasillo y las habitaciones de Medicina Interna del Hospital de Riotinto. Agarrarse a la Cruz es la manera de hacerla gloriosa, es el único sitio que no se hunde cuando las olas del sufrimiento y de la muerte te ahogan. Pues el madero flota y se convierte en Árbol de salvación, en tabla dónde agarrarse. En esos días, meses y años de enfermedad que le condujo a la muerte, Antonio pudo escuchar, igual que San Pablo: “Mi gracia te basta, que mi fuerza se realiza en la flaqueza”.

Y a pesar de sus dudas y de sus dolores, Antonio siguió incansablemente leyendo, abriendo puertas a otros investigadores y compartiendo los frutos de su trabajo. La última vez que tuve la suerte de escucharlo fue en el Museo acerca de la Guerra Civil en la Cuenca Minera. Objetivo, sin medias tintas, conocedor de la verdadera recuperación de la memoria histórica, sabedor que los crímenes y tropelías se cometieron biunívocamente y de que la sangre derramada por los mártires sigue convirtiéndose en nuevas semillas que volverán a morir para dar más frutos.

Para terminar recuerdo que un día, cuando a los adolescentes nos daba por entrar en la Iglesia, estaba yo dentro de la Parroquia de San Bartolomé, se acercó y me dijo que él tenía un amigo que se sentaba en un banco de la Iglesia, encendía un cigarro y se lo fumaba mirando al Sagrario. Rezar es estar receptivo a la voz de Dios para ajustar tu vida a lo que Dios quiere de tí. Pocas personas tienen el discernimiento necesario para estar coherentemente sintonizados con el Padre … (Desde hace unos días he comprendido que el amigo del que Antonio Rioja me habló que echaba los cigarros con Dios era él mismo.) Gracias Antonio. ORA PRO NOBIS y ahora que conoces en persona a Santa Eulalia dale las gracias de mi parte por aquel Okal.







Rafael Mayorga Ramos.

13/9/09

Es domingo

“Petición”, Verónica Volkow

Dame la humildad del ala y de lo leve,
de lo que pasa suave
y suelta el ancla,
la despedida ingrávida,
y el abandono al vuelo,
la cicatriz que avanza
como ala en su desierto

Dame la humildad del alma
sin cuerpo y ya sin cosas.
Ser la poesía y su luz,
tan sólo la poesía
y la región más de aire,

inaccesible al desastre.

Dame la luz sin límites
acechando adentro
y la noche que soy también y el barro,
con la estrella distante
que la sed no sacia.

Dame la humildad que suelte las cadenas,
la verdad que desnuda
el polvo, el hueso que me fraguan.
Sólo en lo que soy caigo,
me derrumbo.

Déjame andar sin equipaje,
leve,
abierta al horizonte.

Verónica Volkow es escritora, poetisa, ensayista, traductora y profesora mexicana.

8/9/09

Esta es la noticia del día

Los violentos de Pozuelo celebran sus destrozos: "La noche más divertida del año”.



Estamos en una crisis profunda de valores. Las noticias que nos desayunamos cada día nos ponen los pelos de punta. Perseguimos a los fumadores, yo no fumo, y dejamos que nuestros jóvenes se emborrachen, y luego nos rajamos las vestiduras como en el caso de Pozuelo. Si no salvamos la familia mal le va a la sociedad y seguimos sin enterarnos. Mientras tanto tenemos un gobierno que sigue con la nostalgia del puño en alto, viva la demagogia y una oposición que quiere que aprendamos más ingles. Nada, tenemos lo que nos merecemos.

6/9/09

AYUNO

“El Abba Antonio decía: Un día en el que estaba yo sentado junto al Abba Arfat, hizo acto de presencia un asceta y dijo: “Padre, he ayunado por espacio de doscientas semanas, comiendo solamente cada seis días, he aprendido el Antiguo y el Nuevo Testamento ¿qué me queda por hacer? Le respondió el anciano: ¿Es para ti el menosprecio igual que el honor? No, respondió. ¿La pérdida como la ganancia, los extraños como los parientes, la indigencia como la abundancia? No, respondió. El anciano concluyó: “Tú, ni has ayunado doscientas semanas, ni has aprendido el Antiguo Testamento, te estás engañando a ti mismo”. (PADRES DEL DESIERTO).