ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

4/1/13

EN MEDIO DE LAS PRUEBAS


“Si en un momento dado nos vemos acechados por múltiples pruebas inevitables, ¡acordémonos de que Jesús nos invitó a subir a la barca e ir delante de él a la otra orilla! Es imposible llegar a la otra orilla sin haberse expuesto a las olas y al viento contrario. De manera que, cuando nos veamos metidos en dificultades y penas, cansados de navegar en medio de ellas, con medios pobres, ¡imaginémonos que nuestra barca está en medio del mar, sacudida por las olas que amenazan con hacer naufragar nuestra fe, u otra virtud cualquiera. Y cuando el viento del maligno se ensaña con nuestros proyectos y empresas, imaginémonos el viento contrario que se abate sobre la barca. Cuando, pues, en medio de los sufrimientos aguantemos durante las largas horas de la noche oscura que domina las pruebas, cuando hayamos luchado lo mejor que sabemos, evitando así el “naufragio de la fe”…, podemos estar seguros de que hacia el final de la noche, cuando la noche está avanzada y el día se echa encima, el Hijo de Dios vendrá a visitarnos caminando sobre las olas y apaciguando la tormenta.”
(ORÍGENES)

 

No hay comentarios: