ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

18/1/15

DIOS SE OCUPA DE MÍ


"Me guardaré de dos calamidades: la prisa y la indecisión
 por hoy creeré firmemente, aunque las circunstancias demuestren lo contrario, que la buena providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie existiera en el mundo
Sólo por hoy no tendré temores. 
De manera particular no tendré miedo de gozar de lo que es bello y de creer en la bondad" (San Juan XXIII)

No hay comentarios: