ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

7/3/10

El perdón

"Porque si perdonáis a los hombres sus transgresiones, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus transgresiones, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras transgresiones" (Mateo 6:14–15) ¡Que simples y accesibles medios de salvación! Vuestras transgresiones son perdonadas bajo la condición de que perdonéis las transgresiones de vuestro prójimo contra ti. Esto significa que estáis en vuestras propias manos. Oblígate a ti mismo a pasar desde los sentimientos agitados hacia vuestro hermano a verdaderos sentimientos pacíficos y eso es todo. El día del perdón ¡que celestial y gran día de Dios es este! Si todos nosotros haríamos uso de el, como deberíamos, este día haría que las sociedades cristianas sean sociedades celestiales, y la tierra se uniría con el cielo.

Teófano el Recluso

1 comentario:

Angelo dijo...

No me cabe en mi ser cuando oigo a alguien que "olvida pero no perdona" y eso en gente que vive su fe. Hay algo que no han entendido. El perdón no es fácil, es una renuncia extrema a nuestro yo y por eso Dios nos lo pide y lo hace porque sabe que podemos hacerlo, porque es la muestra mayor de amor que podemos ofrecer. Hay que rezar con el corazón el Padrenuestro y no cesar de pedir esa generosidad para perdonar. Un saludo