ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

17/3/09

Vivir como un lince.

Yo quiero ser un lince. Pues parece que tiene más defensores que el ser humano que por no ser una especie en vía de extinción, podemos matar a sus "cachorros" sin que nos multe el SEPRONA. "Manda Huevos" como dijo aquél. Estamos rodeados de impresentables que no ven más allá de sus narices, su único dios es el dinero y los linces dan mucho, 26 millones de euros. Hay superpoblación humana, los linces son unos 200, la veda queda abierta. Seguiremos informando...

No hay comentarios: