ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

19/10/08

¿Qué es eso?

El niño medicamento, o la iglesia está en contra de la salud de los niños
El niño medicamento. ¿Qué es eso? Pues eso es que papá y mamá, con la ayuda de los médicos adecuados, han conseguido que nazca un niño justo “a la carta”, es decir, un niño con unas características genéticas determinadas: no portador de una enfermedad hereditaria, y que ya padece el hermano mayor, y además compatible con este hermano para que le pueda servir para un trasplante de médula.
Esta mañana he oído en la radio que la iglesia no es partidaria. La conclusión de los locutores es que la iglesia no está a favor de que se cure a un niño enfermo. No se pueden retorcer los argumentos así.
¿Cómo se consigue un niño a la carta, es decir, y en este caso, un niño sin la enfermedad genética y además compatible para un trasplante con el hermano? Pues lo sabemos todos. Se fecundan unos cuantos óvulos de la madre con el semen del padre, y cuando han empezado las primeras divisiones celulares se somete a estos ¿embriones? ¿pre embriones? –yo creo que seres humanos aunque muy en el inicio de la vida- a un estudio genético. El que sirve para los fines propuestos, aunque sean buenos, se implanta en mamá. Y el resto acaba en la basura. Y a la iglesia le asusta no que se cure un niño, que la historia hablará de quién montó los primeros hospitales, y quién los mantiene ahí donde nadie va, sino que se tiren a la basura el resto. Y a la iglesia la preocupa aún otra cosa: que empecemos a fabricar bebés a la carta. Y estas cosas se acaban trivializando. Y miedo me da que acabemos pidiendo niño, ojos azules, alto, deportista y bien dotado para ser ingeniero nuclear.
A mí estas selecciones genéticas me dan miedo. Me aterra ese desprecio al embrión. Me da cosa ese tú sí vas a nacer, tú no. Es un campo delicadísimo.
Hay varios problemas en el fondo de todo esto. Y quizá el anacoreta tenga, que lo tiene, algún amigo cercano biólogo que nos ayude a poner luz. Pero yo expongo mis dudas y mis miedos:
1. ¿Un óvulo fecundado y con las primeras divisiones celulares ya producidas es un ser humano?
2. ¿Es ético seleccionar embriones?
3. Y en caso de serlo, ¿en todos los casos, cuándo sí y cuándo no?
4. ¿Y qué hacer con los embriones sobrantes?
5. ¿Se podría explicar al nacido por esta técnica que él tuvo más suerte que sus hermanos?
No es justo decir que la Iglesia está en contra de la curación de ese niño. Está en contra de una curación que parte de algo que consideramos no ético y desde luego muy peligroso. Yo no creo que para curar a alguien todo esté permitido. Ninguno aceptaríamos matar a alguien para curar a otro. El problema es que no nos atrevemos a decir que esos óvulos fecundados “ya son alguien”.
http://berbellin.spaces.live.com/default.aspx

No hay comentarios: