ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

29/7/16

Si hubieras estado aquí...




“Sólo una cosa es necesaria” (Lc 10, 42).   Hoy celebramos a santa Marta, hermana de María y Lázaro, en Betania.
El evangelista Lucas (10,38-42) nos describe como  Jesús, camino de Jerusalén, dejando de lado las normas culturales judías, se hospeda en la casa de dos mujeres: Marta le sirve, un poco atareada  y María, sentada a sus pies, le escucha.

« ¿Para qué rezar?
Déjalo, la vida es así.
Hagamos lo que podamos.
Esta es la actitud de Marta»
(Papa Francisco).

 Contempla esta escena llena de belleza, ternura y novedad.
Jesús enseña a estas mujeres amigas, que sólo una cosa debe preocupar a todos cuantos quieran seguirle: escuchar su Palabra.  

Abre los oídos de mi corazón.
Que los afanes de la vida no apaguen el deseo hondo de escuchar tu Palabra de vida.
Tú haces nuevas todas las cosas.
  
Juan 11,19-27:   Si hubieras estado aquí…
 
La fe en Jesús no evita el sufrimiento ni la muerte.
Sí nos abre a un horizonte de vida y comunión con Dios que ni la muerte ni ningún sufrimiento podrán arrebatarnos.
Porque es un regalo ofrecido por el propio Dios.
Entendida así, la vida puede convertirse en servicio y entrega generosa, porque tiene sentido hacer el bien y vivir de acuerdo con la palabra de Jesús.
La profesión de fe de Marta, que todos compartimos, debe traducirse en hechos concretos de cada día.

- Señor: que seamos, como Marta, 
personas de fe sólida y servidores de los hermanos.

No hay comentarios: