ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

2/7/16

El Esposo está con nosotros




”El vino nuevo se echa en odres nuevos” 
(Mt 9,17).   

La pregunta dirigida a Jesús es inmediatamente después de la llamada a Mateo y de la comida con los pecadores (evangelio de ayer). 
La respuesta invita a ser conscientes de que en la vida cristiana debe destacar la alegría. 
Porque el Esposo está con nosotros. 
Y seguir a Jesús no es sólo una etiqueta exterior: 
es necesario un cambio constante en nuestro modo de ser, pensar, sentir y actuar para vivir de acuerdo con él. 
Incluso a los discípulos del Bautista les costaba entenderlo.
- Señor Jesús, 
no te canses de invitarnos a la conversión. 
Que nunca olvidemos 
que cada día tenemos que convertirnos.

El Reino que llega con Jesús no puede ser acogido con una simple reforma, sino que requiere un cambio y una renovación radicales. 
Lo nuevo que llega con Jesús siempre tiene que ver con el Amor que ensancha la vida.  

Espíritu Santo, limpia mi odre viejo 
para ofrecer el gozo de tu Presencia a los hermanos.

¿Cómo es la humanidad nueva que quiere hacer brotar el Espíritu? 
¿Cómo son la mujer y el hombre nuevos que el Espíritu está empeñado en recrear? 
Atrévete a soñar un mundo nuevo a tu alrededor. 
Empieza con la ayuda del Espíritu. 
Nunca cambian tanto las cosas como cuando cambia uno mismo. 

Tú, Señor, siempre eres nuevo. 
Haz que mi vida también sea nueva. 

No hay comentarios: