ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

25/11/16

EL reino de Dios está cerca




“Mis palabras no pasarán” 
(Lc 21,33)  


La pequeña parábola habla de renacimiento después del invierno y de esperanza de nuevo fruto. 
Ha pasado el tiempo de Jerusalén como lugar de encuentro con Dios (evangelio de ayer). 
Estamos en el tiempo de vivir el encuentro con Dios y la construcción de su Reino según la buena noticia anunciada por Jesús. 
La parábola puede ayudarnos a vivir el actual cambio de época a la luz de las palabras de Jesús que «no pasarán».


- Líbranos, Señor, del pesimismo y de la desesperanza. 
Que sepamos descubrir y cultivar los brotes de vida evangélica que hay entre nosotros.


No sabemos ni el día, ni la hora de los acontecimientos que ocurrirán al final de los tiempos. 
Jesús nos invita a confiar en su Palabra, viva y eficaz, que permanecerá siempre: antes, durante y después de los signos que anuncian el fin. 
Fíjate en lo que te sucede cada día y descubre en los acontecimientos, grandes o pequeños, la presencia del Reino de Dios, que te invita a vivirlo todo con esperanza. 

Enséñame, Señor, a mirar la vida con tus ojos, a ver las cosas, como Tú las ves. 
Dame luz para ver las semillas de vida que ya están brotando en el mundo.

No hay comentarios: