ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

22/11/16

Coraje y esperanza




“Cuidado con que nadie os engañe” 
(Lc 21,8) 

El evangelio da testimonio del trauma causado en algunas de las primeras comunidades por la destrucción de Jerusalén, predicha por Jesús. 
Quizás podamos sacar algunas enseñanzas. Una es no poner nuestra seguridad en las «piedras de calidad» de las construcciones humanas, todas pasajeras. 
Otra es no ser alarmistas ni dejarnos influir por los que quisieran ver el fin del mundo en cada acontecimiento doloroso o en cada cambio de la historia.
Lucas exhorta a la comunidad cristiana a vivir en alerta ante posibles signos engañosos, a poner los ojos en Jesús y a recorrer su camino con coraje y valentía, en medio de las pruebas y dificultades del momento presente. 

Jesús es tu Salvador, deja que su Amor te libere de todos tus temores y esclavitudes.
Tú me invitas, Señor a dejar mi vida en tus Manos, a vivir con esperanza el momento presente y a hacer de este mundo un mundo de vida y de paz.

• Haznos, Señor, constructores de paz y portadores de esperanza y fraternidad en el mundo de hoy


  
Santa Cecilia, virgen y mártir (M)

Parece que Cecilia ofreció su casa de Roma para que sirviera de iglesia (siglo III).
A partir del siglo VI se le agradeció convirtiéndola en patrona de los cantores y músicos: 
«Todos investigan como hay que cantar a Dios. 
Canta exultante. 
¿Qué es cantar con exultanza? 
Entender que no se puede explicar con palabras lo que se canta con el alma» 
(S. Agustín, Sermón I).

No hay comentarios: