ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

29/9/16

Tres mensajeros de Dios






“Veréis el cielo abierto” 
(Jn 1,51)  

Ver abierto el cielo significa sentir y vivir la proximidad y la protección de Dios.
Proximidad que la Biblia expresa a veces a través de la presencia de los ángeles o arcángeles que acompañan, comunican la voluntad o una misión especial confiada por Dios, curan, defienden o protegen del mal.
 La mayor proximidad de Dios la tenemos en Jesús: a través de él, Dios y nosotros somos de la misma familia, unida por una alianza indestructible.

- Gracias, Dios y Padre nuestro, porque de muchos modos nos haces comprender que estás cerca de toda la humanidad.

Jesús hace a sus discípulos una promesa.
Con sus palabras y con el don de su vida
nos ha revelado la gloria-amor del Padre a la humanidad.
Acércate a Jesús.
Déjate mirar por Él.
Aprende a vivir como El, en el ámbito de Dios, que es el de la vida.  
¡Oh Dios mío!, aclara mi mirada para que se vuelva hacia Ti.
Ahora que estoy sedienta, sáciame.
Ahora que soy débil, fortaléceme.
Dame tu Espíritu.

Como cada 29 de septiembre celebramos la fiesta de tres arcángeles. 
La Biblia nos habla de tres arcángeles con nombre propio:
Cada uno de ellos con un nombre y una misión:
MIGUEL: el defensor de Dios.
GABRIEL: el mensajero de Dios. 
RAFAEL: la medicina de Dios.

Tres mensajeros de Dios
Siempre nos traen la alegría y esperanza en Dios.
Tres encargados de Dios cada uno con su propia misión.
Tres misiones que pudieran ser también nuestras tres misiones.
Tres misiones de Dios a nosotros.
Tres misiones que Dios nos encarga a nosotros.
 De los tres hemos de aprender a saber servir más que ser servidos. 

Miguel:
El defensor de Dios.
El vencedor del diablo.
El que lucha por la defensa de Dios.

He ahí también nuestra misión en la tierra.
Defensores de Dios contra aquellos que tratan de eliminarlo.
Defensores de Dios contra aquellos que tratan de borrar la memoria de Dios.
Defensores de Dios contra quienes tratan de vaciar el mundo de Dios.
Defensores de Dios contra aquellos que se empeñan en crear un mundo sin Dios.
Defensores de Dios contra aquellos que se empeñan en proclamar el ateísmo.
Cuantos decimos creer no podemos avergonzarnos de Dios.
No podemos avergonzarnos de proclamar a Dios.
No podemos avergonzarnos de hablar de Dios.
No podemos avergonzarnos de confesar a Dios.
No podemos avergonzarnos de expresar a Dios en nuestras vidas.

Gabriel: Es el que, posiblemente más conocemos.
Es el encargado de la gran noticia de la encarnación de Dios.
Es el encargado de llevar la buena noticia de la encarnación a María.
Es el encargado de saludar a María de parte de Dios.
Es el encargado de solicitar el “sí” de María a su maternidad divina.
Es el encargado de anunciar la buena noticia a María.
Es el encargado de anunciar la buena noticia de María a Dios.

Bello ejemplo para todos nosotros como creyentes.
Estamos llamados a llevar el saludo de Dios a los hombres.
Estamos llamados a anunciar la alegría de Dios en el corazón de los hombres.
Estamos llamados a anunciar la plenitud de la gracia a los hombres.
Estamos llamados a anunciar la encarnación de Dios que se hizo uno de nosotros.
Estamos llamados a anunciar la misión que Dios tiene con cada uno de nosotros.
Estamos llamados a anunciar la encarnación de Dios en cada uno de nosotros.
Estamos llamados a anunciar al mundo la Navidad y el amor de Dios.

Rafael:
El arcángel de los caminos.
El arcángel del acompañamiento de Dios a los hombres.
El arcángel de ayudarnos en los peligros de los caminos.

Todos tenemos mucho de Rafael.
Somos caminantes con los que caminan.
Somos compañeros de camino de los hombres.
Somos compañeros que hacemos presente a Dios en el camino de los hombres.
Somos compañeros que hacemos más fácil el camino de los demás.

No hay comentarios: