ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

8/5/16

Dios cuenta con nosotros








“En su nombre se predicará 
la conversión y el perdón 
de los pecados a todos los pueblos” 
(Lc 24,47)
 
Oración de envío


Id por todo el mundo…
Estas palabras están dichas por nosotros.
Somos continuadores de su obra.
Somos compañeros en la misión.
Gracias, Jesús, por tu confianza.
La mies es mucha y los obreros pocos.
Queremos ser uno de ellos.
Muchas personas están caídas y pasamos de largo.
Queremos ser el buen samaritano.
Conviértenos primero a nosotros, para que podamos anunciar tu Buena Noticia.
Danos audacia, en este mundo escéptico y autosuficiente.
Danos esperanza, en esta sociedad recelosa y cerrada.
Danos amor.



“No sería verdaderamente digno del hombre un tipo de desarrollo que no respetara y promoviera los derechos humanos, personales y sociales, económicos y políticos, incluidos los derechos de las naciones y de los pueblos”  
(LS 93).   


El proceso de conversión continua es esencial para vivir una vida a la luz del Evangelio. 
¿En qué tenemos que cambiar? 
La solidaridad hacia los más pobres debe convertirse en opción preferencial para nosotros, cada día. 
¿Quiénes son para nosotros una presencia alentadora para no perder la esperanza en la capacidad del hombre de superar el mal con la fuerza de Cristo Resucitado, sin caer en la resignación y en la indiferencia?   ·   

  
Oye, Señor…
Cuentas con nosotros, Dios, para construir tu Reino,
para construir relaciones y encuentros,
para sanear el entorno laboral,
para inventar un ocio sano, que nos acerque,
para dejar de competir en esta loca sociedad,
para compartir nuestra vivencia de ti,
para entusiasmar a los otros con tu proyecto,
para trabajar con pasión en todo lo que hagamos,
para inventar una vida de familia cálida y dinamizadora,
para impulsarnos a amar a todos fraternalmente.
Gracias, Señor, porque cuentas conmigo y con todos,
para escuchar al grito del hermano,
para salir de nuestros egoísmos y centrarnos en el otro,
para sosegarnos por dentro y ser descanso
para los estresados, para alegrar la vida de los tristes,
para acompañar al que se siente sólo,
para acariciar la historia de la gente con ternura,
para unirnos en la lucha por la justicia,
para que llenemos la rutina de chispa,
para hacernos amigos auténticos de las personas,
para sanear nuestros amores y así hacernos amar más y mejor. para que liberemos al que se siente preso de las normas.

  

No hay comentarios: