ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

29/4/16

Abiertos a la acción del Espíritu





«Te doy gracias, Padre, 
Señor de cielo y tierra, porque has escondido 
estas cosas a los sabios y entendidos 
y se las has revelado a la gente sencilla. » 
Mt 11,25

Jesús ofrece una acción de gracias al Padre por haber revelado a los sencillos todo lo que se refiere al Reino de Dios. 
Nunca nos abandona, sostiene a los que están a punto de caer, en Él podemos descansar; se complace una vez más en los sencillos y en los débiles, y no en los poderosos. 
Y nosotros, ¿somos sencillos? 
¿Queremos ir hacia Él y ayudarle en su plan? 
No todo el mundo está preparado para ello. 
Hay que madurar la fe y crecer como personas para entrar en el proyecto, para que podamos notarla carga ligera. 
Hay que estar abiertos a la acción del Espíritu que habita en nosotros, que nos da la vida y la paz. 
Hay que conocer el programa de vida en plenitud que nos presenta, aprender a ser discípulos suyos.

• Que la gracia del Espíritu nos infunda 
el valor de la humildad 
y descansemos en Jesús, nuestro Señor; 
y que aprendamos de Él a enaltecer al Padre, 
a orar y a hacer acciones de gracias.

Las palabras de Jesús en el evangelio de hoy se encuentran inmediatamente después de haberse referido a la incredulidad de diversas dudas. 
El camino para llegar a la luz de Dios es acoger de corazón a Jesús como el que nos da a conocer al Padre. 
Él quiere darlo a conocer a todos, pero no siempre se acepta el camino de servicio, sencillez y humildad vivido por Jesús: éste es el yugo que se nos propone aceptar para vivir en comunión con el Padre y Jesús.

- Te damos gracias, Señor Jesús, 
porque nos invitas a ponernos en camino 
para conocer al Padre y vivir en comunión con Él.

En este día celebramos a Santa Catalina de Siena. 

En ella se dan los rasgos que aparecen en la oración de Jesús:
Fue una mujer sencilla.
No sabía leer ni escribir.
No tuvo, por tanto, ninguna formación académica.
Ella fue una escogida por Dios. 
Catalina representa un espíritu fuerte en tiempos muy convulsos para la sociedad y para la Iglesia.
Fue como un faro en medio de la tormenta.

ORACIÓN
Señor Dios, tú has mostrado a santa Catalina el amor infinito hacia todos los hombres, hechura de tus manos, que arde en tu corazón.
Ella compartió generosamente esta revelación y la vivió en todas sus consecuencias hasta el heroísmo.
Concédenos que podamos seguir su ejemplo, confiando en tus promesas y aumentando nuestra fe en tu presencia en cada sacramento, especialmente en el sacramento de tu perdón.
Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
 




No hay comentarios: