ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

20/11/15

Ora al Padre en espíritu y en verdad



“Mi casa es casa de oración” (Lc 19,46)
Jesús hace del templo el lugar de su enseñanza.
Habla abiertamente de la voluntad del Padre 
y del auténtico culto.
Acoge la Palabra de Jesús.
Ora al Padre en espíritu y en verdad 
allí donde te encuentres, 
a lo largo de tu jornada de trabajo.
Señor: que nuestros templos brillen de vida.
Señor: que nuestros templos más que la belleza del arte 
manifiesten la belleza de la gracia.
Señor: que no profanemos 
nuestros maravillosos templos de arte.
Señor: que no profanemos estos templos vivos nuestros.
Señor: echa fuera todo lo que nos impide vivirte.

Que tu Reino, 
Señor se haga presente en mi vida de cada día. 
Purifica mi corazón, 
y haz de mi vida 
un lugar donde el hermano se encuentre contigo. 

No hay comentarios: