ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

30/9/14

Cristo quiere pedirte algo.


Se cuenta que una noche de Navidad, después de que los fieles se fueron de la gruta de Belén, el santo se quedó allí solo rezando y le pareció que el Niño Jesús le decía:
"Jerónimo ¿qué me vas a regalar en mi cumpleaños?".
Él respondió: 
"Señor, te regalo mi salud, mi fama, mi honor, para que dispongas de todo como mejor te parezca".
El Niño Jesús añadió: 
"¿Y ya no me regalas nada más?".
"Oh mi amado Salvador", exclamó el anciano, "por Ti repartí ya mis bienes entre los pobres. Por Ti he dedicado mi tiempo a estudiar las Sagradas Escrituras... ¿qué más te puedo regalar? Si quisieras, te daría mi cuerpo para que lo quemaras en una hoguera y así poder desgastarme todo por Ti".
El Divino Niño le dijo:
 "Jerónimo: regálame tus pecados para perdonártelos".
El santo al oír esto se echó a llorar de emoción y exclamaba: "¡Loco tienes que estar de amor, cuando me pides esto!".

No hay comentarios: