ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

5/7/14

25 años


En mis bodas de plata sacerdotales (3 julio 1989)
El Señor ha sido fiel

«Un día me miraste 
 como miraste a Pedro.
No te vieron mis ojos, 
pero sentí que el cielo 
 bajaba hasta mis manos. 
 ¡Qué lucha de silencios 
libraron en la noche 
tu amor y mi deseo! 
 Un día me miraste 
 y todavía siento 
 la huella de ese llanto 
 que me abrasó por dentro
 Aún voy por los caminos 
 soñando aquel encuentro.
Un día me miraste 
como miraste a Pedro».

(Ernestina de Champurcín)  

1 comentario:

Fiat mihi (nuevo blog) dijo...

Muchas felicidades. 25 años son años preciosos de camino con él.
Muchas gracias.