ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

26/5/14

¡Cuánto amor, cuánto bien ha brotado del Cenáculo!

"...El Cenáculo nos recuerda la comunión, la fraternidad, la armonía, la paz entre nosotros.
¡Cuánto amor, cuánto bien ha brotado del Cenáculo!
 ¡Cuánta caridad ha salido de aquí, como un río de su fuente, que al principio es un arroyo y después crece y se hace grande…
Todos los santos han bebido de aquí; el gran río de la santidad de la Iglesia siempre encuentra su origen aquí, siempre de nuevo, del Corazón de Cristo, de la Eucaristía, de su Espíritu Santo.
El Cenáculo, finalmente, nos recuerda el nacimiento de la nueva familia, la Iglesia, constituida por Cristo resucitado. 

Una familia que tiene una Madre, la Virgen María. 
Las familias cristianas pertenecen a esta gran familia, y en ella encuentran luz y fuerza para caminar y renovarse, mediante las fatigas y las pruebas de la vida. 
A esta gran familia están invitados y llamados todos los hijos de Dios de cualquier pueblo y lengua, todos hermanos e hijos de un único Padre que está en los cielos.
Éste es el horizonte del Cenáculo: el horizonte del Resucitado y de la Iglesia"


El Papa Francisco hoy 

No hay comentarios: