ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

22/10/10

Los nuevos ministros prometen sus cargos

Esta noche quisiera compartir con todos los que lean este post la necesidad de que todos estamos llamados a vivir la alegría de saberse amados y queridos por el Señor. Cuando uno pone su mirada en Jesucristo crucificado comprueba el gran amor de Dios para con los hombres. Alguien de la Junta de Andalucia se preguntaba  en el Twittter que hacia un Crucifijo al lado de la constitución.
De verdad que me da mucha pena que cada vez haya más enemigos de la Cruz de Cristo en esta tierra que cuando llega la primavera se desvive con las procesiones en las calles.
Qué nos esta pasando.  La fe es un encuentro personal con Jesús de Nazaret, y si eso no se da  la fe se convierte en una tradición que nada tiene que ver con mi vida. 

3 comentarios:

Rafael B. dijo...

Es normal que les moleste. Han hecho de la mentira y la incompetencia su modo de vida. Aspiran a perpetuarse en el poder por la vía de dominar hasta el recodo más íntimo de la conciencia de los ciudadanos. La cruz choca contra eso.
Les molesta, normal.
Además, con eso distraen a la gente y la echan a pelear creando una polémica donde ellos mismos debería ayudar a convivir. Son así de rastreros.

Angelo dijo...

Genial reflexión. Yo pensaba, cuando los ví ante esa cruz tan bonita que preside la mesa de juramento. "A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos" (Mateo 10:32-33). Aunque quieran no puede evitar verlo (es muy simbólico el acto)Un abrazo

Patricia dijo...

Hermano mío, es que la cruz es escándalo para los gentiles, ¿no?. Sin embargo, para los que se les concede la luz, es salvación.
El hombre ante Dios descubre lo que no es, y debe ser que el crucificado se lo grita muy clarito (como a cada uno de nosotros, claro).
La paz contigo!