ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

11/9/10

Confesión

Oh Dios y Señor de los ejércitos y Autor de toda la creación,
que por Tu infinita e incomprensible misericordia enviaste a Tu Hijo Unigénito nuestro Señor Jesucristo 
para la salvación del género humano,
y por medio de su Santa Cruz rompiste el yugo de nuestros pecados,
y por ella triunfaste sobre los principios y poderes de las tinieblas: 
Tú, oh Señor, que amas a la humanidad recibe de nosotros pecadores, 
estas oraciones de acción de gracias y de súplicas, 
y líbranos de todo pecado funesto y tenebroso, 
y de todos los enemigos visibles e invisibles que intentan hacernos mal. 

Traspasa nuestra carne con Tu temor, 
y no inclines nuestro corazón a palabras o pensamientos malos; 
más hiere nuestras almas con el deseo en Ti, 
a fin de que contemplándote en cada momento 
y guiados por la luz que de Ti procede,
mirando hacia la inaccesible y eterna luz,
Te tributaremos sin cesar, acciones de gracias y confesión, 
a Ti Padre Eterno con Tu Hijo Unigénito, 
y con Tu Santísimo bueno y Vivificador Espíritu, 
ahora y siempre y por los siglos de los siglos. 
Amén.
(San Basilio, el Grande)

No hay comentarios: