ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

14/9/08

La exaltación de la Santa Cruz

         "¡Oh maravillosa y nueva virtud! 
¡Lo que no hiciste desde el cielo servido de ángeles, hiciste desde la cruz acompañado de ladrones!
 Y no solamente la cruz, mas la misma figura que en ella tienes, nos llama dulcemente a amor;
 la cabeza tienes reclinada, para oírnos y darnos besos de paz, con la cual convidas a los culpados, siendo tú el ofendido; 
los brazos tendidos, para abrazarnos; 
las manos agujereadas, para darnos tus bienes; 
el costado abierto, para recibirnos en tus entrañas; 
los pies clavados, para esperarnos y para nunca poder apartarte de nosotros. 
De manera, que mirándote, Señor, todo me convida a amor: el madero, la figura, el misterio, las heridas de tu cuerpo;
 y, sobre todo, el amor interior me da voces que te ame y que nunca te olvide de mi corazón".
 (San Juan de Ávila, "La locura de la cruz")

No hay comentarios: