16/4/18

¿Por qué creemos?



"La obra que Dios quiere es ésta: 
que creáis en el que Él ha enviado" 
(Jn 6,29)  

 “Os lo aseguro, me buscáis... porque comisteis pan hasta saciaros.”
Por el interés te quiero Andrés.
¿Cómo pasar del egoísmo a la gratuidad?
¿Cómo discernir y depurar las motivaciones que nos llevan a decir que somos creyentes?
En el fondo, ¿por qué creemos?
¿Tú, realmente, porque sigues a Jesús?
Una pregunta que todos tendríamos que hacernos cada día.
¿Por qué somos cristianos?
¿Por qué creemos en Dios?
¿Por qué seguimos a Jesús?
¿Por qué seguimos en la Iglesia?

Necesitamos conocer las motivaciones de nuestra fe.
Porque, como dice San Pedro, “es preciso dar razón de nuestra esperanza al que nos lo pide”.

¿Es realmente Jesús la razón de nuestra fe?
¿Es realmente Jesús la razón de nuestra esperanza?
¿Es realmente Jesús la razón de nuestra pertenencia a la Iglesia?

Tenemos que ser cristianos que cada día veamos los signos de Dios en nuestras vidas.

"Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna".
Aquí tienes mis manos, mi vida.
Quiero trabajar por tu reino.







Jesús comunica la intimidad de Dios, invita a apoyarnos en su visible testimonio.
La fe es gracia y tarea, luz para las crisis, canción a la fuente que mana en la noche.

Siempre que puedas, oye la fe de los que viven en tu comunidad cristiana y comparte la tuya con sencillez.
La brasa se hace llama cuando alguien sopla sobre ella.        
Creo en ti, Señor Jesús.
Espero en ti, Señor Jesús.
Te amo.  

No hay comentarios: