ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

3/1/17

Dios salva




“AQUEL SOBRE QUIEN VEAS BAJAR EL ESPÍRITU  
Y POSARSE SOBRE ÉL, 
ÉSE ES EL QUE BAUTIZA CON ESPÍRITU SANTO” 
                                              (Jn 1,33). 
 
«Yo no lo conocía». 
Lo repite. Saber descubrir a Dios en el otro supone ver con los ojos del corazón. 
Reconocer la grandeza del otro no me empequeñece. 
Me permite aprender y enriquecerme. 
Mi seguridad se sustenta en Dios. 
El encuentro con los hermanos siempre me aporta riqueza y me une más a Dios.

• Señor, que sepa descubrirte en cada acontecimiento y en cada persona.

Las personas que viven a nuestro alrededor merecen toda la atención. Jesús, cuando se encontraba con las personas, se acercaba a conversar, detenía su mirada en ellas, miraba con amor. 
La familia es una escuela en la que aprendemos a mirar a los demás como Jesús mira. 
Muchas crisis comienzan cuando dejamos de mirarnos.  

“Es una honda experiencia espiritual contemplar a cada ser querido con los ojos de Dios y reconocer a Cristo en él. 
Esto reclama una disponibilidad gratuita que permita valorar su dignidad”(AL 323).  

Oración al Santo Nombre de Jesús

Jesús, Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, tanto amas a la humanidad que no sólo te rebajas a hacerte hombre, sino que eres el manso cordero que cargas con los pecados de todos nosotros. 

El nombre de Jesús nos recuerda todas las bendiciones que recibimos del Redentor. 

Al nombre de Jesús toda rodilla se doble (Flp 2,10)




¡Gracias por el don de tu humildad, tu misericordia y tu perdón!
Quiero que mi vida de cada día esté limpia de pecado, nunca indigna de un discípulo tuyo.
Te pido que toda mi existencia transcurra siempre en tu compañía, y las últimas palabras sean repetir tu santísimo Nombre, JESÚS, el Nombre sobre todo nombre.
Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor. 
Amén

En esta fiesta del Santísimo Nombre de Jesús, pidámosle que nos transforme y que seamos verdaderas imágenes de Jesús, portadores de su amor.

No hay comentarios: