ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

3/10/15

Lo que agrada a Dios ... es que ame mi pequeñez y mi pobreza.



“Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla” 
(Lc 10, 21)
Jesús lleno del gozo del Espíritu Santo 
ora al Padre dándole gracias 
porque manifiesta el reino a los pobres y humildes, 
a la gente sencilla. 
Pide al Espíritu que te meta en esta oración de Jesús. Siéntete necesitado/a de su perdón y de su amor.


“Lo que agrada a Dios en mi pequeña alma, 
es que ame mi pequeñez y mi pobreza. 
Es la esperanza ciega que tengo en su misericordia” 
(Sta Teresa de Lisieux).

No hay comentarios: