ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

13/10/15

Lo que agrada al Dios de la Alianza



“Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo” (Lc 11,41).
En el marco de una comida con un fariseo, 
 Jesús deja claro que la auténtica pureza 
no está en las abluciones o ritos. 
Lo que agrada al Dios de la Alianza 
nace en el interior de la persona 
y se expresa en la caridad fraterna. 
 Si quieres que tu vida sea transparente, 
no sólo des a los demás tus cosas y de lo que te sobra, 
 sino entrégate tú, como hizo Jesús. 

El día de mi ordenación se me dijo que 
“viviese lo que anunciaba y que fuese lo que celebraba?”
Figuro como buen sacerdote, pero ¿vivo lo que anuncio?
Me creo buen sacerdote, pero ¿soy lo que celebro?
Es fácil lavarse las manos.
Y, por higiene tendremos que hacerlo.
Lo difícil es lavar de verdad el corazón.
Es fácil ser guapos y bonitos por fuera.
Lo difícil es la belleza del corazón.
Dios no nos quiere sucios por fuera.
Pero sí quiere vernos limpios por dentro.






Tu Palabra Jesús limpia mi barro 
y hace de él una copa para que beba mi hermano.

No hay comentarios: