ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

16/10/15

Llévame en la palma de tus Manos.



“A vosotros os digo, amigos míos: 
no tengáis miedo” (Lc 12,4).



El seguidor de Jesús, además de hablar con sinceridad,

 proclama públicamente 
la verdad del evangelio con valentía. 


Ante las dificultades de la vida, no temas.

Pon tu confianza en la Palabra de Jesús.

Dios cuida con amor a todos, 
incluso de los pájaros más pequeños. 
 

Nada te turbe;

 nada te espante;

todo se pasa;

Dios no se muda,

la paciencia todo lo alcanza.

Quien a Dios tiene,

nada le falta.

Solo Dios basta.

(Sta Teresa de Jesús). 


Porque nuestra verdad está en manos de Dios.
Y para Dios nosotros somos los más importantes.
Para Dios somos hijos de los cuales él mismo cuida




Por


Llévame en la palma de tus Manos, 

arrópame con el calor de tu ternura,

alumbra las sombras de mi corazón.

Y haz que mi vida sea transparente.

No hay comentarios: