ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

6/10/15

Escuchar tu Palabra de vida.



“Sólo una cosa es necesaria” (Lc 10, 42).

Jesús, dejando de lado las normas culturales judías, 
se hospeda en la casa de dos mujeres: 
Marta le sirve y María, sentada a sus pies, le escucha. 
Jesús enseña a estas mujeres amigas, 
que sólo una cosa debe preocupar 
a todos cuantos quieran seguirle: 
escuchar su Palabra
Contempla esta escena llena de belleza, ternura y novedad.


Tenemos muchas cosas que hacer por Dios.
Pero antes tenemos que escuchar a Dios.
Tenemos muchas cosas que decir de Dios.
Pero antes tenemos que escuchar a Dios.
Y esto es lo que nos suele faltar a nosotros.
Hablamos más y escuchamos menos a Dios.

Abre los oídos de mi corazón. 
Que los afanes de la vida 
no apaguen el deseo hondo 
de escuchar tu Palabra de vida. 
Tú haces nuevas todas las cosas. 

No hay comentarios: