ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

5/12/14

Todavía es Adviento



Cuando avanza la noche me acerco a ti, Señor, para pedirte que me acompañe.   
No quiero perderte. 
Tengo miedo  y Tú me dices  que estás a mi lado  siempre. 
Quisiera ser como un niño que se lanza confiado a los brazos de su padre.
 En mi interior escucho que  me amas 
y eso me hacer caminar más confiado por la senda que Tú me muestras.
Desde mi casa escucho el ruido de los petardos
 y eso me recuerda que los niños se preparan para celebrar tu venida. 
¿De verdad lo saben? 
¿Son conscientes de que la fiesta es por tu Nacimiento Señor?  
 Pero todavía es Adviento y no podemos adelantarnos. 
María nos mira y sonríe.



No hay comentarios: