ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

14/9/12

AL PIE DE LA CRUZ

Solamente a los pies de tu Cruz, 
viéndote clavado en ella, se aprende a perdonar, se aprende humildad, caridad y mansedumbre...
Saborear la Cruz... 

Vivir enfermo, ignorado, abandonado de todos...
Qué tesoro tan grande es, el no ser nada, ni nadie..., el último... 

Qué tesoro tan grande es la Cruz de Jesús, 
y qué bien se vive abrazado a ella...
¡Oh! Si el mundo supiera lo que es abrazarse de lleno, de veras, sin reservas, con locura de amor a la cruz de Cristo...!
¡Qué alegría tan grande es poder vivir al pie de la Cruz!

2 comentarios:

Marian dijo...

AMEN!!!Le felicito por la oración, ha conmovido mi corazón.
¡Dios sea Bendito y alabado por siempre por Su gran AMOR.!
Dios le bendiga.

Sacramento Rosales dijo...

Solo a los pies de esa cruz, yo puedo aceptar la mia.
Un abrazo.