ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

14/7/12

DAR LA VIDA


  •  




  • Estar dispuesto a dar la vida por los demás. Hoy es posible que no tengas la oportunidad de dar tu vida por nadie, pero tendrás la oportunidad de renunciar a tu orgullo herido y acercarte con cariño y pedir perdón de tu malhumor al que crees que te ofendió.
  • Estar dispuesto a dar la vida por los demás. Hoy es posible que no tengas la oportunidad de dar tu vida por nadie, pero tendrás la oportunidad de regalar un pedacito de ella. Por ejemplo, renunciando a tus comodidades, para que otro descanse un rato.
  • Estar dispuesto a dar la vida por los demás. Hoy es posible que no tengas la oportunidad de dar tu vida por nadie, pero tendrás la oportunidad de compartir un pedacito de ella. Por ejemplo, regalando un poco de tu alegría a los que viven a tu lado, olvidándote un poco de ti.
  • Estar dispuesto a dar la vida por los demás. Hoy es posible que no tengas la oportunidad de dar tu vida por nadie, pero tendrás la oportunidad de regalar un pedacito de ella. Por ejemplo, saliendo de tu silencio, porque te sientes enojado, y hablando unas palabras de bondad con los demás.
  • Estar dispuesto a dar la vida por los demás. Hoy es posible que no tengas la oportunidad de dar tu vida por nadie, pero tendrás la oportunidad de sonreír aunque estés preocupado, para evitar preocupaciones a los demás.
  • Estar dispuesto a dar la vida por los demás. Hoy es posible que no tengas la oportunidad de dar tu vida por nadie, pero tendrás la oportunidad de no enfadarte, no irritarte, no crear líos y problemas a los tuyos y tratarlos con dignidad y amor.
  • Estar dispuesto a dar la vida por los demás. Hoy es posible que no tengas la oportunidad de dar tu vida por nadie, pero hoy tendrás la oportunidad de hacer feliz a alguien, de devolverle la esperanza, de hacerle confiar más en sí mismo y de sentir la alegría de vivir.
  • 2 comentarios:

    Mento+ dijo...

    Juanlu que bien me viene estas reflexiones hoy, parecen escritas en exclusiva para mi, jajaja. Ayer mi blog volvió a ser atacado por anonimos que te juzgan y que te hacen entrar un poco en desanimo. Pero ya veo que Dios no está dispuesto a dejarme en el suelo y viene a levantarme a través de muchos de vosotros.
    un abrazo y feliz fin de semana.

    Miriam dijo...

    Bien. Que fácil es estar dispuesto para aquello que nos cae lejos.
    Me apunto a dar la vida en esos pequeños momentos. Y pido a Dios que me ayude o yo sola no puedo