ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

28/11/11

¡Inmenso “sueño” del profeta!


«Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob: Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, de  Jerusalén, la palabra del Señor.» 
(Is 2, 3)
Señor Dios, Padre de todos:
En tu Hijo Jesucristo
tú invitas a todos y cada uno a conocerte y amarte
y  a vivir en tu perenne paz.
Guarda vivo en nosotros el celo santo
para llevar a todos la luz de tu verdad
y las riquezas de tu vida y amor,
sin ninguna distinción de raza, lengua o cultura.
Ojalá, que todos los habitantes del mundo
lleguen a conocerte y amarte
como al Padre misericordioso de todos
por medio de nuestro hermano y Salvador,
Jesucristo nuestro Señor.

2 comentarios:

Mento dijo...

Amén.
Que sea una realidad en nosotros este Adviento y se nos permita en silencio y oración, con alegria prepararnos.
Feliz comienzo de año litúrgico Juanlu.
Un abrazo.

gosspi dijo...

Hola Juanlu, cuanto tiempo sin visitarte....bonita entrada la que pones hoy y cuanto me animas a estar con la mirada al frente..levantada y encendida!!!un abrazo