ATARDECER

ATARDECER
Remar mar adentro

5/12/07

Spe Salvi

Ya ha comenzado un tiempo nuevo en la Iglesia. La liturgia se viste morado para prepararnos a la Navidad con el ADVIENTO. Dios que quiere acercarse a los hombres de buena voluntad. Dios que quiere que le recibamos en los acontecimientos de nuestra vida. Dios que en Jesús, nacido de María, nos dice que nos quiere, y nos quiere mucho.
En este Adviento hemos tenido un regalo adelantado de Navidad, la segunda encíclica de Benedicto XVI, Salvados por la esperanza. El Papa nos invita a vivir este Adviento leyendo "Spe Salvi" donde nos recuerda que la esperanza es para los cristianos una persona: Cristo que nos indica qué es y dónde está la vida.
El Papa se pregunta: "la fe cristiana ¿es también hoy una esperanza que transforma y sostiene nuestra vida?" Un buen tema para reflexionar en este tiempo. Pues como dice el Papa el hombre se salva por el amor de Dios. No un Dios lejano, sino un Dios que se hace hombre para quitar el pecado del mundo.
El Amor es quien nos ha redimido, he aquí donde radica nuestra esperanza: Dios es amor. Por eso como recuerda el Papa "una sociedad sin Dios está abocada a una inevitable desesperación" , no lo olvidemos: "Me hiciste, Señor, para ti y mi alma estará inquieta hasta que descanse en ti" (San Agustín)

No hay comentarios: